Cogiendo a mi vecino menor

Era un día soleado como cualquiera me encontraba en mi apartamento, no tenia planes para ese día cuando de un momento a otro suena el teléfono era mi mejor amigo diciendo que estaba en la puerta que le abriera. En ese momento no comprendí que hacia hay y tampoco quería que me viera en pijama pero no tuve otra opción,

me levante de la cama y me dirigí a la puerta y Julián se encontraba hay le indique que siguiera y en sus manos tenia varias bolsas y me dijo: Veo que no tienes para hoy pues yo vengo a arreglarte el día yo le conteste con una sonrisa picara.

Julián se dispuso a preparar el desayuno para ese día y mientras eso yo me fui para el baño para ducharme y vestirme pero en unos instantes cuando me disponía a ducharme entra Julián al baño en ropa interior y me dice que quiere ayudarme a ducharme inmediatamente le digo que no que por favor salga pero su respuesta fue negativa.

Se me acerco y empezó a pasar sus manos por mi cuerpo y me dijo que estaba muy rico mi cuerpo que siempre había querido tenerme así, yo en ese momento estaba en shock pues no sabia de que manera alejarlo de mi.

Después de recorrer mi cuerpo con sus manos se acerco a mi boca y me beso en ese momento sentí que me gusto así que yo también lo bese sin piedad,

después de besarnos me quito la camisa de la pijama  me empezó a besarme el pecho a lamerme los pezones de una manera la cual me enloquecía y a la vez me calentaba, bajo con su lengua por mi abdomen de una manera muy deliciosa hasta que se encontró con el pantalón como obstáculo pero también observo que tenia mi pene erecto tenia enorme bulto bajo la ropa interior subió su mirada hacia mis ojos y con sus manos me bajo el pantalón en ese momento yo quede solamente el ropa interior con mi pene erecto de aproximadamente 20 cm seguimos besándonos de camino al cuarto allí me doy cuenta que Julián tenia preparada toda una escena de dominación sexual lista,

me acostó en la cama y me sujeto de manos y pies a la cama luego el se saco su ropa y quedo completamente desnudo con su enorme pene parado luego se ubico encima de mi y empezó a restregarme su miembro en mi cuerpo al parecer esto lo enloquecía porque cada vez sentí su pene mas duro así duramos unos cuantos minutos y decidió quitarme la ropa interior y dejar libre ese monstruo que estaba cautivo,

lo tomo con sus manos y lo junto con el suyo y empezó a masajear los dos penes de una manera magistral me hizo gritar de placer después introdujo mi miembro en su boca y me la chupo hasta que se coloco completamente duro cuando estaba a punto de correrme dejo de chuparlo y decidió sentarse encima de mi pene para que lo penetrara y me corriera dentro de el.

A los pocos minutos me corrí dentro de el no lo pude evitar y ambos gritamos de placer luego Julián se levanto y dio la vuelta se le podía ver su trasero lleno de esperma, me desato de pies y manos y lo bese apasionadamente luego el se acostó y dijo que era mi turno así que empecé a chuparle la polla como si fuera un dulce demasiado delicioso Julián gemía de cada chupada que le daba a su verga luego de chupársela me dijo que quería penetrarme salvajemente así que se sentó en una esquina de la cama con las piernas abiertas y me sentó encima de el al principio me dolió pero luego me gusto y le pedía que me diera mas duro así que me coloco en cuatro sobre la cama y empezó a meterlo y sacarlo rápidamente y cogimos todo el día por todo el apartamento,

Ahora repetimos cada semana.


Deja una respuesta


Iniciar sesión en su cuenta Crear una nueva cuenta

 
×
 
×
OLVIDÓ SUS DETALLES?
×

Subir.