Una vez un chico llamado Lihuel me comenzó a seguir en el Instagram. Entre a su perfil y lo vi, era hermoso. Rubio, alto, con abs marcados, todo un papi. Yo era el tipico chico bueno de instituto privado, tengo delgadez extrema casi, cabello rubio, y nada de músculos.
Comenzamos a hablar, y nos hicimos amigos. Hasta que envíe un mensaje de…

— Me aburro :c. Pasa pack ahre
(Packs son fotos desnudo)

— Jaja, es como la 3ra vez que pedís. Si quieres si te paso jaj.

No sabía que decir, es decir, si quería, pero y si pensaba mal? No lo pensé tanto ya que le puse.

— Dale pasa.

Me envió una foto de su polla, era larga, gruesa y cabezone, unos 19×5.
El también me pidió y le mande una foto de mi trasero ya que el quería solo eso. Hablamos un poco más y le dije que me gustaba su pija, que era grande y se veía rica.

— Me harías un pete? (Felacion)

— Si obvio

— Queres? Me encantaría.

Acepte, me dio un lugar y hora, admito que nunca nos habíamos visto antes, iba a ser la primera, el lunes a las 10;00 am me duché, cambie, perfume y me fui a su casa, dijo estar solo.

— Hola. —dijo sonriente

— Hola. -sonríe.

Me hizo pasar, tomamos algo y cuando menos lo espero comenzamos, empecé a pasar mi mano por su bulto de arriba a abajo mientras le lamían los pezones y abs. Dios que rico el solo gruñía o jadeaba.

— Joder vamos, chupamela putito. — el me había dicho que no era gay.

Baje su bóxer y comencé a masturbarlo hasta que lo empecé a llamar, luego succionar con fuerza y meterlo en mi garganta. El gozaba como nunca y yo igual de tener esa rica polla. Subía y bajaba mi cabeza rápido mientras el me ayudaba tomándome el cabello y empujando. Joder rico.

— Mmm… te voy a dar. Date la vuelta.

—me volteé y me desnudo, puso baba en su dedo, mi ano y comenzó a metérmelo despacio, gemi. Metió otro y yo gozaba como una perra.

— Yo seré tu papi, tu macho. Okay? —me halo del cabello en un puño.— y tu mi putita —

— si papi si -gimoteo y me dio una nalgada haciéndome gemir. — Aah—

— Calla — me dio otro azote y gemí. — Que e calles — de repente todo su miembro estaba dentro, en mi culo, ya no rozándose en mi.

Di un fuerte grito.

El estaba como en mi frenesí, no dejaba de embestirme con fuerza, sentía como sus huevos golpeaban con mis nalgas y me seguía embistiendo y azotandome.

— Quien es tu papi zorra? — azote. Eh? —azote.

— tu papi tu lo eres -gemi y hice la cabeza atrás cuando me hallo el cabello.

— mi puta — me empezó a embestir profundamente y gritaba de gusto.

— Joder voltea… -gime— voy a alimentarte.

Obedecí y comenzó a masturbarse en mi cara, abrí mi boca y el explito llenándome de sus fluidos. Mmm

— Joder…. límpiame — se sentí en el sofá y gatee hasta el para lamerle todo. Estaba rico.

– Te gusto bebé?

— si papi

— lo haremos más a menudo


Deja una respuesta


Iniciar sesión en su cuenta Crear una nueva cuenta

 
×
 
×
OLVIDÓ SUS DETALLES?
×

Subir.

Publica tu relatoCuenta tus historias mas apasionadas

Publica tus historias mas apasionadas, sean realidad o ficcion queremos leerlas.