Mi hermano tiene 23 años y yo 20, pero desde que yo tenía 12, ocurrió un percanse, que cambió …nuestra relación de hermanos…

 

Desde que tengo uso de razón…sé que me gustan los chicos, pero por sus atributos, belleza física y presencia pues aun, yo no sabía, nada del sexo. Más mi hermano y yo siempre nos llevamos muy bien y lo compartimos todo, pese a que el me lleva 3 años. 



Cuando desperté a los deseos de la carne, me di cuenta….porque me exitaba al verlo, en jockies (calsoncillos blancos). El nunca se dejaba ver de mi, completamente desnudo, luego que se desarrolló y se llenó de vellos púbicos. Pero yo disimulaba mi ansiedad y me decía a mi mismo, que con él…no, que eso, estaba mal. Un día cuando, ya yo tenía los doce años, un vecinito mio, que iba a casa a jugar conmigo…me comenzó a dar chino (rosandome por encima de la ropa su paquete) y a mi me gustó, eso y me dejaba. De ese día en adelante yo aprendí a hacer muchas cosas con él, que me estaban, enviciando en los placeres gays; él me confesaba que su tío, un hermano de su mamá, le enseñaba todo eso y fué ese tío, el primero… que le comió su culito.



Pues bien, una tarde mi amiguito, me lo estaba metiendo, pues ya él, me había penetrado… varias veces (él tenía 14 años), y nos dabamos a las cambías, aunque yo, lo que me gusta, es que me cojan a mi; pero solo con ese chico, lo había echo hasta ese momento. 



Cuando mi hermano entró a nuestro cuarto y nos sorprendió en pleno acto! Par de mariquitas, que hacen, nos gritó…mi amigo se me quitó de encima y rápido comenzó a vestirse y yo me subí la ropa interior etc. Mi hermano agitado le dijo a mi amigo que se fuera y que no lo quería, ver mas por allí. Yo me armé de valor y comenzamos a discutir…pero le miraba a la entrepierna y tenía la verga a reventar, bien parada. Le dije que por favor, no me choteara…y lleno de lágrimas, le confesé que a mi, me gustaban los varones, pero que solo con mi amigo, hacía eso. Desde cuando me preguntó? Le expliqué y le dije que solo hacía unos dos meses, que metía… con mi amiguito. Yo no voy a decir nada, me dijo… pero antes, dejame ver tu culo, quiero ver, si no me mientes. Me puse boca abajo y me bajé toda la ropa, él abrió mis nalgas y me miro mi hoyito, esta cerrdito aun, pero que colorado lo tienes!… me dijo con voz exitada; en ese momento, se me paró mi pene, que él no veía, al estar yo, boca abajoen la cama…y le paré bien el culo.



De repente me metío un dedo suavemete y con la otra mano, me tocaba las nalgas…que buen culito tienes, ahora soy yo, el que, te lo va a comer…y se empezó a desvestir, luego fue y puso el seguro a la puerta…yo seguía sin decir una palabra, estaba en shock…del cual desperté al verlo venir, hacía a mi desnudo, con aquella verga que era, muy grande y cabezona…roja como un tomate! Está bien, te doy mi culo a cambio de que, no digas nada, a papi ni a mami. ..le dije, pero deseoso que me la empujara toda. El no dudó, dos veces y me metío su verga en la boca y yo… que inconscientemente, lo deseaba desde hacía meses, se la mamé …como un profesional…se rompió el tabú entre ambos…le chupaba las bolas y me las metía una a una en la boca, que bueno está mi hermanito, que machote bello, me decía para mi, mientras le gozaba su pene y testiculos. 



El gemía y gemía y me taladraba el culito con sus dedos. Ponte de perrito me ordenó, yo lo hize, me echó un salibón en el culo, y como yo le, tenía ya ensalibado su guevo, con mi saliba, me la fue enterrando, poquito a poco, paraba y entraba…que muho me dolía, ese pene, era dos veces el de mi amiguito y su grosor era tremendo…pero yo le culiaba, movía el culo fuertemente y gemía bien brutal, estaba ardiendo de calentura…mi hermano, me estaba clavando! Estate quieto hermanito, que se sale, y gemía como yo…de momento, me agarró por abajo de mis brazos, con sus manos…y zaz…me la metió enterita, yo le suplicaba que no se moviera, que me dolía mucho; y él me dijo, ahora sí que vas a saber, lo que es un buen bichote, si te gusta, desde hoy, soy yo, él que te va a dar por ese culote tan rico. Ya a mi, me había pasado bastante el dolor y le rispotaba que si, que solo le iba, a dar mi culo a él. Me la metía, la sacaba, la metía y yo enrredaba mis piernas con las de él, como si quiziera que me metiera hasta sus bolas, paraba el culo,, bien paradito y lo volvía loco, mi hermano, estaba loco por mi…que rico!, que rico!, gemía, que culote, ahhhhh!!!!,ahhhhhh!!!!! y me llenó los intestinos, de su leche, que se salía de mi boquetito, rodándome, entre los muslos. 



Cuando me la sacó y me puse, boca arriba… me la jalé fuertemente y de la exitación me vine, bien rápido por primera vez…Me besó en las mejillas y me pidió perdón, como arrepentido, Lo miré a los ojos y le dije, que me había echo pasar, experiencia mas hermosa de mi vida, que lo quería tanto y quien mejor que él, dada mi …condición de gay…para hacerme el amor así de divino, como él me la había echo y empezé a besarlo en su frente, mejillas y nos abrazamos fuertemente. Ese día luego que mis padres se durmieron, lo hicimos tres veces, casi no dormimos. Yo me pasé a su cama y me dió pinga de la buena, si yo descansaba…querría él, si él, descansaba, era yo, él que le pedía, que me lo metiera, y comenzaba a chuparle el bicho….hasta que se la ponía durísima…en esa tercera vez, de esa rica y ardiente noche, me le senté en su pinga bien erecta y se me, fue todo por lo dilatado, que él me tenía mi anito…que lindo, era ver de frente, su cara de satisfación y gozo ese día…gimiendo, respirando agitadamente y sus fuertes manos, agarrandome las nalgas, abriendolas para que no quedara ni un centímetro, fuera de su verga en mi culo.



Pues desde ese día, ya no he volví a hacerlo con mi amigo, para que, si tengo mi macho en casa….soy solo de él y él me pertenece! Para mi esto no es insecto, por que yo, lo quiero y él me adora, como hermanos…el sexo nos hace felices y no hacemos daño a nadie con eso.

One comment:

  1. Iván

    marzo 3, 2019 en 10:41 pm

    Mugusto tu historia

Deja una respuesta


Iniciar sesión en su cuenta Crear una nueva cuenta

 
×
 
×
OLVIDÓ SUS DETALLES?
×

Subir.