El acoso escolar homofóbico o «gay bashing» se refiere a cualquier clase de daños hacia las personas tanto psicológico, físico o moral por tener o aparentar tener una orientación sexual diferente. Obstáculos y aislaciones definen la violencia escolar. Ángela Gabàs Gasa afirma en El fenómeno de la exclusión social los obstáculos que encuentran determinadas personas para participar plenamente en la vida social, viéndose privadas de alguna o varias de las opciones consideradas como fundamentales para su desarrollo humano.

Existen formas de violencia que se convierten tan comunes como los golpes, las heridas, los acosos sexuales, el vandalismo y los problemas de droga, pero una de las más reconocidas en las instituciones es el acoso escolar homofóbico, identificada por el aislamiento de la víctima y el absentismo escolar. Cuando se da el acoso por la orientación sexual, muchas veces esa persona prefiere retirarse y no estudiar. Esto provoca muchos problemas, pues puede hacer que el niño deje los estudios por el miedo al acoso al que se siente sometido. Basado en el texto de Carlos Sojo cohesión social y exclusión, de todas las modalidades de acoso escolar, el bloqueo es la más complicada de atacar, en la medida que es una actividad invisible y que no deja huella. Las exclusiones a la que el joven se ve expuesto lo lleva a pensar y a verse como un ser diferente, excluido, no valioso y que no hace parte de la sociedad, son los niños las víctimas principales que no tendrá la facilidad de identificar el hecho de que nadie le habla, de que nadie quiere estar con él o ella o de que los demás le excluyen sistemáticamente de las actividades.

La aislación y el rechazo que trae la violencia y acoso escolar es un problema que tanto como padres de familia, directivos, estudiantes y profesores deben asumir roles para empezar a prevenir esta violencia que se da principalmente en las aulas de clases, lo que lleva que sean los profesores quienes deben ser agentes para prevenir y atender cualquier clase de problema y/o violencia entre estudiantes dentro de las aulas de clase.

El acoso escolar o, por su término en inglésbullying es cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre escolares de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado. En el caso del acoso escolar homofóbico, éste está determinada por los casos de reiterada violencia hacia personas que parecen homosexuales (mas no necesariamente lo sean).1​ Este acoso lo ejerce quien se considera «fuerte» hacia una persona «débil», yendo desde hostigamiento psicológico (insultos como «maricón», «machorra») hasta el físico (principalmente en baños).

Este hostigamiento se ve alimentado por los prejuicios culturales que muchos adultos transmiten a sus hijos,1​ de esta manera, cuando los chicos ven a una persona «afeminada» (en caso de que sea hombre) o «masculina» (en caso de que sea fémina), al atacarlos ven saciado su interés al atacar a quienes «se lo merecen».1

Este tipo de acoso suele ser muy común entre aquellos varones que sufren de timidez amorosa, los cuales en realidad podrían tener síndrome de Asperger y por lo general nunca han tenido pareja (o no se les ha conocido).

Por otro lado, las instituciones o colegios pueden eludir este comportamiento con las siguientes medidas; fortalecer el mecanismo de alerta temprana para identificar manifestaciones de violencia escolar, sus causas, consecuencias y la elaboración de estrategias para contribuir a su prevención. Reconocer y fortalecer de igual manera la función de directivos brindándoles las herramientas que les permitan la comprensión de la cultura infantil, de paz y de tolerancia.

Fuente:wikipedia


Deja una respuesta


Iniciar sesión en su cuenta Crear una nueva cuenta

 
×
 
×
OLVIDÓ SUS DETALLES?
×

Subir.