En la regadera

Hola amigos asiduos a los relatos eróticos, les cuento todo esto es real y sucedió en julio del 2019.

Como siempre cito a mi hombre que vendrá a mi domicilio para que le mane la verga y después me coja.

Quedé con “Rafael” de vernos un viernes a las 4 p.m.,

como de costumbre me preparé lo más limpia e impecable para mi encuentro íntimo,

me aplico un lavado intestinal y mi ropa cono siempre sexy con minifalda la cual con mínimo que camine o me incline se me ve la tanga,

eso excita de inmediato a mi hombre.

Eran las 5 y no llegaba ni se comunicaba ni le llegaban mis mensajes,

desilusionada tomé un trago de whisky y otro y otro cual fue mi sorpresa que a las 6 se comunica diciendo que ya iba para mi domicilio.

A esas alturas ya estaba mareada,

más bien me sentía alcoholizada y muy mareada,

pero no me había quedado nada de ropa ya que me sentía muy excitada y muy a gusto como nena (Marisol).

Por fin llega y lo recibí como nunca recibo a mis hombres,

lo recibí de frente entregándole a él rodeando su cuello y besandolo,

sorprendido correspondió mi beso tomándome del talle y bajando sus manos hasta mis nalgas,

lo que me hizo estremecer y pedirle que me hiciera el amor como él quisiera.

Me llevó al sillón (muy amplio colonial que parece cama individual)

ahi me recostó con cuidado pues se dio cuenta que estaba ebria y se lo confirmé que rome decepcionada porque no había llegado.

me quitó la tanga y de inmediato me penetró patitas al hombro sin lubricación ni condón,

así como estaba ni me dolió ni le pedí que se pusiera condón.

Gocé y gocé no sé por cuanto tiempo, pero fue mucho y quería más,

lo bueno es que si aguanto mucho ya que cuando se iba a venir se salía y retornaba fuerzas y energía.

Descansamos unos minutos y le dije que me iba a meter a la regadera para que se me bajara un poco lo ebria,

al estar en la regadera entra completamente desnudo y me penetra una y otra vez con fuerza y mucha energía que aun estando ebria me causaba dolor pero con mucho placer.

Me cogió como 20 minutos en la regadera y por fin se vino de nuevo ahí me di cuenta que no se había puesto condón

porque a salirse me escurría su semen a lo que le pregunte si en la primera cogida se había puesto condón diciéndome que no.

La verdad me gustó mucho sentir como me escurría el semen por mis piernas hasta llegar a mis tobillos,

me ayudó a salir me secó con mucho cuidado y se despidió para retirarse dándome las gracias diciendo que la había pasado muy bien.

Se fue y desafortunadamente con vino en las venas me da por salir a la calle a buscar hombre y ado lo hice,

subí a mi carro totalmente como nena, ya no me importo si me veían mis vecinos que no saben de mis preferencias.

Salí y fui a otra localidad donde ya había visto un bar donde lo atendían puras travestis, llegue y las “chicas”(2)

fueron a mi encuentro preguntando si iba a tomar algo,

no conteste entre me senté en una mesa y una se quedó conmigo y con ella si platique que al solo escuchar mi voz dijo

“nena pero si eres hombre” le dije si y vengo a buscar hombre

(eran como 8.30 pm).

Me dijo “amiga” pero si te ves muy bien como nena y que crees…

que aquí llegan hombres hasta como a las 10 o 10.30 pm y van llegando poco a poco.

Salí de ahí desilusionada pensando en ir a otra localidad más adelante a otro bar de un amigo que en una ocasión le comenté que era de closet,

invitándome a ir el día que yo quisiera y me buscaría un hombre

Llegue a la otra localidad y el bar estaba cerrado,

regresé a mi domicilio y para mi mala suerte pasé en una localidad no vi los topes,

pasé muy rápido y del otro carril iba una patrulla la cual me siguió y paró enseguida.

Me pidieron identificación y licencia, se sorprendieron con el nombre de hombre (Juan) y yo toda una nena, dijeron

“a donde tan de prisa”

como quiere que lo tratemos como Juan o como “señorita” contesté.

Señorita o como me ven,

la verdad se ve muy bien señorita pero nos tendrá que acompañar,

le dije echarme la mano aquí tienen para los refresco es lo que traigo ($200.00) lo tomaron y el que tenía mis identificaciones me las entrego diciendo,

te ves muy bien mamacita lástima que estoy trabajando.

Me volvió el Alma al cuerpo ya que hace varios años tuve la mala experiencia de que me agarraron los policías vestido de mujer

(aún novata) y me llevaron detenida argumentando que iba así vestida para robar.

Al darme mis identificaciones le di las gracias y le mande un beso,

me dio las gracias subí a mi carro y regresé a mi domicilio,

ya eran como 11.50 pm, entre me acosté y me quedé dormida hasta el otro día con la resaca del vino tomado

No completé la noche con otro hombre,

pero si con la satisfacción de reconocerme cono dama “señorita”,

con piropo y dejé con las ganas de estar conmigo al policía que me entregó mis identificaciones.

Te puede gustar: Mi primo me hizo su mujer


Deja una respuesta


Iniciar sesión en su cuenta Crear una nueva cuenta

 
×
 
×
OLVIDÓ SUS DETALLES?
×

Subir.