Incesto familiar - citasgay.org

Incesto familiar


Tenía ocho años cuando mis padres se separaron,

al principio fue muy duro para mí, quería mucho a mi padre y el separarme de el suponía todo un trauma para mí.

Era el espejo donde me miraba y a quien me quería parecer cuando fuera mayor, se portaba conmigo genial y siempre íbamos al fútbol o a pescar juntos.

Fer es el nombre de mi padre, un hombre fuerte, alto, muy fibrado por el gimnasio, muy moreno y con barba recortada y bastante peludo en pecho y culo,

lo se porque habitualmente siempre nos duchabamos juntos, y podía admirar el gran pene que le colgaba comparándolo con el mío a esa edad.

Con el tiempo entendí que mi padre le ponía los cuernos a mi madre, no me extrañó , porque siempre lo vi rodeado de mujeres que lo acosaban sin parar cuando me acercaba al colegio o salíamos a algún lugar,

no le guardaba ningún rencor y nuestra relación era perfecta después de separarse.

A mi madre la adoraba, siempre estaba encima de ella por si le hacía falta algo, paso unos años un tanto mal, pero después de 7 años su vida ha cambiado por completo.

Merche, mi madre a conocido a un hombre que parece una excelente persona, Tomas un tío fornido, rapado y con algunos tatuajes, su cuerpo es un espectáculo,

un culito redondo y prieto y unos pectorales y vientre bien duros y marcados, sin serlo exagerado, en su punto, no tenía ni un solo pelo en el cuerpo…..

venía con maleta, con un hijo de 18 años, Lucas un tanto chulito, pero muy guapo, ojos azules, morenazo, y también muy buen cuerpo,

jugaba al fútbol y entrenaba mucho, está claro que yo también era la carga que llevaba mi madre a esa relación, yo me llamo Pedro,

en este momento soy bastante normal, también juego al fútbol y aunque muy delgado, estoy muy fibrado, tengo buen culito , y soy bastante atractivo según dicen.

Mi relacion con la nueva pareja de mi madre es excelente, no tanto con Lucas, que todavía no había asumido la relación de su padre con mi madre y que parecía ser,

descargaba su rabia conmigo.

Con el tiempo ellos decidieron vivir juntos, y lo hicieron en la que siempre había sido mi casa, Lucas solo venía algún fin de semana ,

cuando le tocaba por convenio estar con su padre y la verdad, poco habíamos coincidido, porque muchas veces daba la casualidad que el venía y yo marchaba a casa de mi padre.

Bueno pues ya os he contado un poco la situación, todo parecía ir bastante bien,

no había nada raro que hiciera presagiar todos los acontecimientos que os iré contando, pero la realidad es que la gente puede enmascarar en dobles personalidades mucha parte de su vida,

y ser uno cara a los que lo quieren y otra persona muy distinta fuera de ellos.

Todo empezo una noche de una tormenta increíble,

a mis quince años era terror lo que les tenía, un trueno enorme hizo temblar la casa ,

grite exageradamente del susto, llame a mi madre sobresaltado pero para mi sorpresa fue Tomás la nueva pareja de mi madre el que se acercó a mí habitación…..

T- ehyyyy Pedro chaval que pasa?

P-uffff, me dan miedo las tormentas y este trueno me ha despertado.

T- estás temblando tío….ven….

( Tomas abrió sus brazos y me apretó contra el, iba sin camiseta y pude notar sus pectorales duros y sus pezones apretados a mí, mientras sus brazos me acurrucaba contra el). No pasa nada es sólo una tormenta.

P- yaaaa..pero me da miedo. Y mi madre?

T- tu madre está un poco pachucha, por eso no quise decirle nada.

P- ahhhh….vale….,( En ese momento pego un tremendo relámpago de los que explosiona al instante fuertemente y me volví a agarrar a Tomás fuertemente)

T- jajajaja, tranquilo bicho…jajaja, no es nada,. Quieres que me quede un rato contigo a ver si se pasa la tormenta?

P- no te importa?

T- para nada, anda hazme hueco.

Yo me aparte un poco y tomas se metió bajo mis sábanas, me dio un poco de vergüenza ya no era un crío pero no podía soportar el miedo de me producían las tormentas….

P- oye tomas…no le cuentes a nadie esto.

T- jajaja…tranquilo tío, será un secreto nuestro, entre tu y yo.

P- graciassss.

Me acurruqué mucho más tranquilo, Tomás se arropó con las mantas, notaba su cuerpo cerca,

podía notar su respiración y como desprendía un calor agradable….

de pronto un nuevo trueno alumbró la habitación, pegue un nuevo salto,

Tomás me agarró entre sus brazos y me apretó a el, tranquilo, no pasa nada,

tranquilo…enseguida pasa….me sentí muy protegido, arropado y me tranquilice.

Tomas acaricio mi pelo y mi vello se erizo, sentí su mano pegada a mi vientre y su cuerpo pegado a mí trasero y espalda, poco a poco creo que me quedé dormido,

hasta que un nuevo trueno me despertó de golpe. Tomas se había dormido, tenía su brazo sobre mi y una de sus piernas cruzaba las mías, note algo duro sobre mi trasero, sin duda era la polla de Tomás con una tremenda erección.

Me quedé inmóvil , no sabía qué hacer, pero a la vez tenía curiosidad por tocar aquel pedazo de rabo que se intuía mayor que el de mi papá,

moví mi culito restregandolo contra su polla para poder sentir su tamaño, pero mi atrevimiento resultó ser lo que desembocó en lo que tenía que suceder esa noche.

Tomas despertó al sentir mi culo moviéndose sobre su polla, primero no hizo nada solo soltó un soplido , ufffffff….

Me quedé quieto, pero al ratito su mano acaricio mi vientre por debajo de mi pijama, y me apretó contra el sin decir nada, pude sentir más gruesa su polla en mis nalgas y sin pensarlo moví otra vez mi culo restregando su falo sobre mi trasero,

Tomas se quedó quieto, al rato volví a restregar mi trasero buscándolo, pensé que se había dormido, pero no fue así….

T- te gustaaaaa?

P- no….nooo…el que?

T- no seas tonto, los dos sabemos el que, verdad?

P- solo comprobaba si tú polla era más grande que la de papá.

T- y que te parece?

P- pues creo que sí.

T- quieres verla y tocarla? No pasa nada es normal que tengas curiosidad.

P- no se….si debería hacerlo? No te importa.

T- para nada, ven trai tu mano.

Tomas agarró mi mano inocente y se la paso por su entrepierna, sentí una tremenda masa dura y alargada, que con mi roce pegaba tremendas sacudidas,

después no dudó en meter mi mano por dentro de su calzoncillo fue entonces cuando note la suavidad del pellejo que cubría su pene, de la dureza de su miembro y lo grande que era.

Mi mano era dirigida todavía por mi padrastro que se quitó del todo sus calzoncillos, después me dijo suavemente,”

ahora cógela tu solo abrázala con tu mano y meneala de arriba a abajo “,

yo estaba completamente nervioso e incrédulo, pero hice lo que me mandó y mi mano empezó a moverse por toda la longitud de su polla,

Tomás hizo un pequeño gesto de placer y suspiro de complaciencia…..ummmm,

así Pedro, continua, cruzó sus brazos por detrás de su cabeza y dejo su rabo todo a mi disposición, solo hablaba para decirme lo que tenía o quería que le hiciera.

Yo seguía masturbando aquel tremendo pollón, venoso, sin un solo pelo, me extrañó verlo así,

ya que mi papá si tenía pelos, pero no le di más importancia porque mi padrastro no tenía pelo ni en la cabeza,

aquel tremendo falo estaba caliente, vibraba entre mi mano, lo oía gemir, ponía caras de placer, ummmm, ummm, sigue así, muevemela un poco más deprisa,

yo le obedecía, note como por su extremo salió un líquido blanquecino y viscoso,

Tomás se retiró la piel de su polla hacia atrás y vi salir un enorme capullo sonrosado completamente mojado de lo que hoy se lo que es el precum…..

T- ves ese Liquido que sale de mi polla Pedro? No es pis, es precum y solo lo tenemos los hombres.

P- si…y por qué está ahí?

T- porque lo que tú me haces en mi polla me gusta y es una forma de agradecertelo. Quieres probarlo?

P- como? No se….

T- solo tienes que pasar tu lengua por el, y chupar como si fuera un helado.

P- tú crees que me gustará.

T- si no lo intentas no lo sabrás. No crees?

P- bueno probaré a ver.

Me incline sobre su polla que seguía agarrada a mi mano, saque mi lengua y saboree aquel líquido que al lamerlos no me atrajo para nada su 

sabor salado y algo agrio, pero Tomás me dijo que lo lamiera todo con suavidad hasta que no quedará nada de nada,

así que le hice caso y relami todo su capullo dejándolo súper limpio de aquel líquido, mientras el pegaba suspiros y gemidos mientras su polla pegaba sacudidas sobre mis labios.

Tomas me dijo que siguiera meneando su polla mientras se la lamía y que poco a poco me la fuera introduciendo en mi boca y chupándola como de un helado se tratara,

recorriendo mis labios por todo el tronco y dejando mi saliba por toda ella.

Al principio me costó comprender que era exactamente lo que quería que le hiciera pero Tomás me indico perfectamente como lo debía hacer,

era un estupendo profesor y más cuando se trataba de que le diera el mayor placer posible, osea que lo que quería es que le hiciera una buena comida de polla como aprendí a hacer desde ese mismo día,

vi a Tomás gemir y gozar mientras mi boca tragaba aquel trozo de carne enorme, como con sus manos recogían mi cabeza para presionarla contra su polla y así hacerme tragar mucho más pedazo del que mi garganta hubiera querido,

me daban arcadas, pero recuperaba el aliento cada vez que su polla salía.

Al ratito note como mi padrastro metió su mano bajo mi pantaloncillo del pijama ,

como con su palma abierta apretaba fuertemente mis nalgas y como las sobaba estrujandolas en su mano, oía gemir despacio a Tomás ,ummmm, ummmm, sigue, sigue, no pares de chupar,

ufffff, que boquita más rica, cometela toda, el se tocaba sus pezones y su pecho mientras yo seguía mamandosela y con su otra mano empezó a acariciar mi raja buscando mi culito.

Tomas saco su mano de debajo de mi pantalón,

paso sus dedos por su boca y los mojo con saliba, también los paso por su prepucio recogiendo parte de mi saliba y su precum,

volvió a buscar mi ano y lo acaricio suavemente, fue una sensación placentera,

mi esfínter se abrió con su caricia y me provoco un escalofrío,

siguió acariciándolo y yo empecé a sentir gustito, Tomás se dio cuenta y fue profundizando su dedo cada vez más, hasta que solté un pequeño grito al que reaccionó tapándome la boca….

T- chizzzzz….chizzzzz tranquilo….no grites, poco a poco. Te duele?

P- si un poco.

T- tranquilooooo….sigue comiéndote mi polla y verás como poco a poco te gusta.

P- vale…

Tomas volvió a intentar meter su dedo en mi trasero y poco a poco consiguió hacerlo con un poco de dolor,

pero pronto se me pasó y empezó a metermela y sacármelo con suavidad, notaba que me gustaba esa sensación mi polla estaba erecta,

era todavía mucho más pequeña que la de tomas , con muy poco vello y rubio, la cogí con mi mano y empecé a frotarmela conforme me follaban el culito con su dedo,

sentía mucho placer y Tomás estaba gozando mucho con aquella experiencia con su hijastro, yo seguía mamandosela sin parar me dolía la boquita ya, pero Tomás me decía que no parará que siguiera,

empecé a notar en el mayor excitación, su respiración fuerte y como me decía, sigue sigue, sigue, ya,ya, ya, empezó a gemir más deprisa, ummm, ummmm, ahhhhh, que rico, allí vaaaa, tragatela……

Tomas se puso tenso y de su polla empezó a salir leche caliente a borbotones,

no daba a bastó a tragar, me salía por las comisuras de la boca y su sabor amargo y salado me dio alguna que otra arcada, pero aguante heroico y pude relamer y limpiar cada rincón de su prepucio que había quedado manchado.

Mi padrastro quedó inmóvil, su corazón latía fuerte y su respiración se iba normalizando.

De pronto se levantó y me dio varios besos con lengua en la boca a los que yo respondí de la misma forma y después cogió mi polla con su mano y empezó a agitarla con sabiduría , mientras su otra mano penetraba mi ano en un mete y saca de uno de sus dedos.

Estaba muy gozoso, disfrutaba de aquello y de pronto sentí un placer inmenso ,

una cosquilla me recorrió mi espalda y mi pequeña polla que casi se perdía en la mano de mi padrastro empezó a soltar semen entre espasmos de placer y pequeños gemidos, ummmm, ummmm, ahhhh,

así me corrí por primera vez dándome placer un hombre, lo disfruté mucho.

Tomas recogió mi semen en su mano, me limpio la polla con su boca entre lametones de su lengua caliente y me dio a tragar mi propio semen, después me beso fuertemente varias veces y se tumbó a mi lado….

T- te gusto chavalllllll.

P- si….si….me ha gustado.

T- jajajaja, seguiremos practicando quieres?

P- bueno, si tú quieres?

T- claro…..pero ni tu dirás a nadie nada de esto, ni yo diré que me acosté contigo porque tenías miedo a las tormentas ok?

P- de acuerdo.

T- será nuestro secreto vale? Y ahora a dormir.

P- vale….hasta mañana.

Tomas desapareció por la puerta de mi habitación,

la tormenta había pasado y el sueñoe cautivo, caí rendido y muy relajado,

había disfrutado de aquella experiencia con mi padrastro, sabía que no estaba bien, pero no quería dejar de jugar a eso con el.

Te puede gustar: Cuando mi culo quiere verga


Deja una respuesta


Iniciar sesión en su cuenta Crear una nueva cuenta

 
×
 
×
OLVIDÓ SUS DETALLES?
×

Subir.