Mi hermano y yo

Mi hermano y yo

Me parece que fue ayer cuando sorprendí a mi hermano masturbándose completamente desnudo y dejándome ver su rosada y cabezona verga deseosa de sexo.

En esa época yo tenia 13 años y mi hermano 15,

habíamos sido muy unidos, todo empezó un 22 agosto, cuando mi padre decidio que debíamos mudarnos de barrio,

porque en el que vivíamos ya no era apto para nosotros que estábamos en plena adolescencia.

Esa tarde habíamos quedado solos, nuestra madre nos había encargado terminar de recoger nuestras cosas en unas grandes cajas, pues en dos días estrenaríamos casa,

yo estaba en mi quehacer cuando me sorprendió que mi hermano no se escuchaba, entonces decidí buscarlo en su habitación,

y cuando yo abrí la puerta de su cuarto ” vaya sorpresa”

estaba desnudo con su verga ,grande( 19 cms ) bastante grande para su edad, su cabeza roja como una cereza, su cuerpo perfecto, su abdomen plano, 180 est,

en fin ese día mi hermano me pareció divino, muchas veces lo había visto desnudo, pero nunca me había despertado la lujuria como aquel día.

Al verlo erecto y con su mirada de deseo, empecé a sentir que mi calzoncillo se iba reventar,

el no hizo nada para cubrirse, al contrario inicio un ritual de caricias como diciéndome que quería que yo le ayudara en aquel ritual,

fue cuando con su voz gruesa me dijo ven y nos hacemos la paja.

Esa frase fue música para mis oídos, lo primero que hicimos fue empezar a tocarnos,

a descubrir aquel cuerpo que me parecía fascinante, él hacia lo mismo me dijo que se lo chupara, que a el se lo hacia la novia y que era muy rico,

entonces me introduje su delicioso miembro en mi boca,

la sensación que sentí es indescriptible era como tener un delicioso caramelo,

él me dijo que me volteara queme quería lamer el culo y así lo hicimos,

su lengua recorría mi culo y me mojaba los pocos vellos que apenas empezaban a brotar de mi virginal culo,

aquello alcanzaba alturas insospechadas, yo se lo seguía mamando y el gemía de placer,

en eso saco un sobre de miel y se lo aplico sobre su verga que parecía que iba reventar Y pude saborear el dulce sabor de la miel con el delicioso sabor de su liquido seminal.

Él me seguía lamiendo el culo y me dijo que me quería volar el virgo de mi culo, pero que no me iba a doler.

Empezó a meterme un dedo, la verdad me dolió pero poco a poco el dolor se fue convirtiendo en placer,

luego escupió saliva sobre mi agujero y empezó a taladrarme con su enorme verga,

yo sentía que alcanzaba el cielo, mi hermano seguía disfrutando de mi delicioso culo,

cuando me dijo que se iba a correr y lo quería hacer en mi cara y yo le dije que yo también me quería correr.

El saco su enrome verga y me la uso en mi cara y pude sentir sus enormes chorros de leche y a la vez sentía como mi leche llegaba hasta mi pecho y nos fundimos en un enorme y delicioso beso

no sé cuanto tiempo pudo duro aquel beso, pero ha sido uno de los mejores de mi vida.

Y como dijo mi hermano ese día ” ERES EL MEJOR HERMANO DEL MUNDO “

Te puede gustar: El vecino de al frente de mi casa


Deja una respuesta


Iniciar sesión en su cuenta Crear una nueva cuenta

 
×
 
×
OLVIDÓ SUS DETALLES?
×

Subir.

THE PIEMEL – ENCICLOPEDIA DEL MIEMBRO MASCULINOLo que nadie te ha contado sobre miembro masculino