Primera vez con un hombre

Primera vez con un hombre

Mi nombre es Dani y les voy a contar como fue mi primer encuentro con un hombre gay.

Tengo 33 años y esto sucedió hace unos 5 años cuando estudiaba la universidad. 

En mi salón había un compañero que se llamaba Fer, él era gay declarado,

no le importaba vestirse afeminado, maquillarse, pintarse el cabello, jotear, etc.,

aunque era respetuoso con los demás compañeros siempre bromeaba.

Regularmente los viernes nos juntábamos en la casa de otro compañero apodado «el enano» que vivía solo y a 2 cuadras de la universidad,

nos juntábamos a tomar cerveza, asar carne, bromear, platicar, etc.

Ibamos como algunos 5 o 7 chavos y chavas entre ellos Fer que siempre era el alma de la fiesta.

En ese entonces yo tenía una motocicleta en la cual me movía de un lado a otro,

pero esta ocasión, tuvo una descompostura la cual me obligó a dejarla en el taller ese fin de semana,

pero eso no era impedimento para asistir a la reunión de los «beviernes»

después de la uni así que terminando las clases nos dirigimos hacia la casa del «enano» y una vez ahí empieza la cooperación para ir a comprar la cerveza y las botanas.

De los que habíamos llegado a la reunión el único con coche era Fer,

así que le tocaba ir a comprar todo, me pidió que lo acompañara y accedí, no había nada de malo,

éramos compañeros y amigos todos.

Durante la ida la plática fue normal, me comentó que tenía problemas con el aire acondicionado de su casa y como yo me dedico a hacer ese tipo de trabajos me dijo que cuando podía checarlo

y quedamos que el domingo iría a revisarlo.

Cuando subí la hielera de cerveza al carro de repente me dio una nalgada diciendo «ay chiquitito» mi contestación fue

«órale wey así no se agarran se piden» pero todo fue en vacilada, al subirnos al carro me dijo «cállate que si te las pido no me las das, ya tenía ganas de agarrártelas»

después fue todo risas, yo realmente nunca pensé en otra cosa que no fuera broma,

era normal en él y yo soy de amplio criterio así que no lo vi como acoso ni algo así.

La tarde noche transcurrió normal, durante la reunión todo fue como siempre,

bromas, vacilada, baile, chistes, cantando, bebiendo, etc. pasadas las 9 p.m.

fue cuando recordé que andaba sin motocicleta y tenía que tomar camión,

así que antes que fuera más tarde comencé a despedirme y caminé hacia la parada de camiones,

ahí realmente duré yo creo más de 15 minutos esperando el camión de mi ruta y no llegaba, en eso pasó Fer en su coche y tocó el claxon, me dijo ‘súbete!’.

En eso pasó por mi mente que venía siguiéndome,

pero al ver el rato que duré esperando camión me olvidé de eso, me subí y ya en el camino me dijo que los demás también se habían ido de la reunión así que por casualidad me encontró y me ofreció llevarme a mi casa,

le dije que no era necesario, pero insistió, me dijo ‘si el domingo me vas arreglar mi aire acondicionado’,

‘nada me cuesta darte un raite a tu casa, ok’ le dije muchas gracias.

En eso me dice:

«es más porque no lo checas de una vez, llegamos de pasada, lo revisas y ves que tiene, tengo cerveza en el refri y después te llevo a tu casa».

Después de ofrecerse a llevarme hasta mi casa no podía decirle que no,

además no había nada extraño, todo parecía normal.

Llegamos y entramos,

él vive con su madre, pero ella trabaja de noche en un hotel así que estábamos solos,

entramos a su cuarto y yo me dispuse a checar el aparato de aire, metí una escalera que me ofreció y herramienta que tenía guardada,

me dio una cerveza, empezamos a platicar cosas normales pero la plática se fue tornando cachonda,

ya que me hablaba de sus aventuras y me preguntaba cosas sexosas.

El aire acondicionado estaba desprogramado y le hacía falta una buena limpieza,

lo que pude hacer en ese rato fue programarlo y lavarle el filtro,

por lo cual después lo encendí y trabajó muy bien,

para esto ya nos habíamos tomado como 6 cervezas cada uno,

vi la hora y eran las 11:30 p.m. Al ver que ya enfriaba muy bien el aire me dijo «ya te ganaste una buena mamada» a lo que al calor del alcohol le contesté «no se diga más, de una vez!»

jajaja y así empezó el cachondeo:

Fer: «ándale pues, crees que no te la mamo? no te hagas chistosito Danielito, yo no juego con eso».

Yo: «oh pues, no aguantas nada, solo te estoy contestando»

Fer: «pues no me andes contestando eso, que no vez que me caliento?

tú lo dices jugando y yo me la creo, y luego me sales con que era broma,

que no era cierto que no sé qué. Ya ahorita que está enfriando el cuarto me voy a poner cómoda»

Me salí del cuarto con la cerveza en mano, saque la herramienta y la escalera y luego me senté en la sala a revisar mi celular,

en eso sale del cuarto con un shorts de mezclilla bien cortito y apretado, una camiseta rosita pegadita de la hello kitty, abrió el refri y sacó un par de cervezas más,

yo no pude evitar excitarme, le vi el cuerpo que parecía una mujer,

piernas depiladas y torneadas, los pies de una mujer con las uñas pintadas, él era realmente femenino, sus rasgos no eran tan varoniles,

pero al verlo vestido así y con las cervezas que ya traía en la cabeza no pude evitar excitarme, y él lo notó,

al momento que me dio la cerveza exclamó «lo traes parado???»

Yo: «pos claro wey como quieres que esté, no soy de palo, obviamente al verte así pues te confundí con una mujer y se me paró»

Fer: «pues puedo ser tu mujercita, digo si quieres.

Créeme que nadie se enteraría, sería nuestro secreto, te puedo modelar un par de conjuntos de ropa que tengo súper sexys para que te animes»

Yo sin decirle nada, creo que mi silencio me delató,

ya que por dentro estaba bien caliente y quería decirle que sí, pero los nervios, la confusión, el no saber qué hacer, todo eso me dejó estático.

Pero realmente me sentía bien excitado, sentía que se me quemaban las manos, el cuello, todo.

Yo solo me levante y saque otra cerveza del refrigerador, ahí pude ver que tenía cerveza para embriagarnos toda la noche.

Se tardó un poco pero al salir cual fue mi sorpresa que traía puesto una peluca color café, la cara maquillada, un vestido color rojo y unos tacones color tinto,

modeló por toda la sala, en frente de mi me bailó y se me sentó en las piernas, me quiso besar pero alcance a voltear la cara en ese instante,

no sé porque pero esa fue mi reacción pero el muy inteligente aprovechó para decirme al oído:

«soy tu putita esta noche papi» en eso sentí una sensación inexplicable que me recorrió todo el cuerpo y solo cerré los ojos y comenzamos a besarnos,

el olor del maquillaje, los labios pintados y la fragancia de mujer que se había puesto hacían que me olvidara por completo de que me estaba besando con otro hombre,

al contrario sentía que los besos eran de una mujer. Después del beso:

Fer: » que rico beso papi, pero no te muevas, aún falta algo más»

Se metió a su cuarto nuevamente y fui a tomar otra cerveza,

la excitación se convirtió en ansiedad, de repente no sabía si irme, quedarme, estaba ansioso por saber que pasaría,

en eso sale del cuarto con una peluca roja, un babydol negro de encaje, unas mallas negras que le llegaban al muslo, y unos tacones de teibolera negros,

se abalanzó sobre mí y nos comenzamos a besar, ya lo pude besar con más confianza porque me volví a sentir excitado,

luego me quitó la camisa, me bajó el pantalón y empezó a darme el sexo oral más rico que he recibido en mi vida, me hacía gemir de placer,

se volvió a sentar sobre mi y al oído me dijo «no traigo nada abajo» en eso sentí su miembro tocando mi estómago (no sabía si tocárselo, chupárselo, masturbarlo, meterle el dedo en el culo, agarrarle la nalga) así que con mi mano izquierda lo empecé a tocar, y con mi mano derecha le empecé a tocar las nalgas y a buscarle el ano, en eso me dijo

«vamos al cuarto» entramos me aventó a la cama y se subió encima besándome el pecho, el cuello, el abdomen, y luego otro oral, me chupaba los huevos, se metía todo mi pene a la boca y se ahogaba y lo sacaba lleno de saliva, así repetidas veces.

Empezó a besarme la entre pierna, abajo de los testículos y sentí como su lengua poco a poco iba recorriendo mi ano,

lo empezó a lamer, a chupar y realmente nunca me lo habían hecho y puedo decir que fue una experiencia súper rica,

casi hacía que eyaculara con solo estarme chupando el ano. Me pidió que hiciera lo mismo, y era tanta la excitación y placer que sentía que accedí,

se lo empecé a lamer, imaginando que era una vagina le empecé a hacer oral en el ano, sentía como se retorcía de placer,

el empezó a masturbarse y le quité la mano y lo empecé a masturbar yo con mi mano derecha y con la izquierda le tocaba el pezón,

y así seguí …lamiéndole el culo hasta que eyaculó sobre su abdomen y mi mano,

sentí como el líquido caliente que sale de mi pene ahora era de otro pene y mi excitación era bastante así que en eso se levanta me pone un condón con su boca,

me hace otro rico oral, y se sube encima frente a mi, se mete mi pene en su ano y empieza a dar sentones,

su pene seguía con semen en la punta y al ritmo de los sentones su verga rebotaba y se sacudía arrojando gotas de su esperma en mi pecho incluso en mi boca sentí como una gota de su semen logro caerme en el labio,

él se dio cuenta se me quedó mirando y en eso saque mi lengua y me tragué esa gotita de semen,

eso lo puso a mil y empezó a gritar y a menearse sobre mi verga hasta que me hizo venir y para sorpresa se volvió a venir el también y su semen se regó por mi pelvis,

lo tocó con sus manos y me lo embarró en el pecho y abdomen,

tengo que decir que como yo ya había eyaculado también ya me dio un cierto asco y solo le dije «es suficiente, estuvo riquísimo»

me dijo «nos bañamos?» claro le contesté.

En la ducha ya solo fueron besos y el me enjabonó la espalda y yo a él,

después amablemente cumplió con llevarme a mi casa y ahí terminó lo que fue esa tremenda noche,

la primera vez que estuve con un hombre.

Te puede gustar: Mi primer Trío


Deja una respuesta


Iniciar sesión en su cuenta Crear una nueva cuenta

 
×
 
×
OLVIDÓ SUS DETALLES?
×

Subir.

THE PIEMEL – ENCICLOPEDIA DEL MIEMBRO MASCULINOLo que nadie te ha contado sobre miembro masculino