Estamos solos en mi casa y yo estoy casi desnudo, a él se le nota la ereccion debajo del pantalon y yo le llevó a la cama, me lanzó sobre su cuerpo y nos besamos casi enfurecidos, luego lo desvisto y bajo hacia su miembro, lo tomo con mis manos y empiezo a lamer…

 

Me llamo Diego, tengo catorce años, ojos color chocolate y el pelo negro con el típico corte de escuela y vivo en un edificio que tiene gimanasio y piscina, asi que todos los dias voy al gimanasio, pero no he logrado aun marcar todos mis musculos, pero igual tengo un buen estado fisico.Y hace unos dias tuve mi primera experiencia sexual con un amigo. 



Él se llama Jecar y siempre viene a mi casa porque la suya queda muy cerca y ademas sus padres no llegan hasta las 8.00 PM y nosotros salimos del Instituto a las 2.00 PM, llegamos a casa alrededor de las 3.00 PM, tenemos como cinco horas para hacer lo que sea, porque mi padre tampoco llega hasta como las diez. 



Ese dia, cuando llegamos a mi casa fuimos a mi habitación para encender el PC y le serví un vaso de juego. Luego me fui a bañar y cuando terminé me fui con la toalla sujeta a la cintura y claro, sin ninguna otra prenda, algunos diran que me podria vestir en el baño, pero siempre me ha gustado ver como se pone tenso cuando me ve desnudo, por eso sabía que yo le gustaba. Me puse un boxer que habia comprado con los ahorros de mi vida (que era muy poco realmente), uno que era muy pequeño y apenas me cubria el paquete, para que se pusiera duro, se notaba mucho cuando él se ponia duro, porque estaba en la silla del computador y yo a su lado desnudo, el pene le sobresalia tanto que casi daba risa. Yo ya habia preparado todo para ese dia, sabia que iba a ser especial. Le pedi que se sentara en el borde de mi cama y comencé a hablar.



-Se que sonará raro, pero … Soy gay- Dije, pareció que trataba de de disimular una sonrisa o eso fue lo que yo vi- 



-Realmente… Ya lo sabia- Contestó mordaz-



-Entonces no te importará que te haga esto- Yo sabía bien como usar el lenguaje y el tono de mi voz, soné tan dulce como pude- 



-¿Hacer que?-Preguntó casi incredulo-



Me paré de la silla del computador y me puse frente a él, podia ver su deseo, y me abalancé encima de él, quedamos los dos acostados en la cama con nuestras caras a centimetros de distacia. Y lo besé, con toda la fuerza que fui capaz y me respondió, nos separamos y le quité la ropa, yo ya había visto su cuerpo desnudo, pero nunca lo vi tan glorioso como esta vez, y su pene estaba duro y palpitante. 



Jecar estaba recostado en la cama con las piernas colgando fuera de ella y yo me agaché hacia su pene, lo tomé entre mis manos y con una regla lo medí, 15cm de largo igual que yo, tenemos catorce años asi que es normal eso (o por lo menos eso creo), luego lami su glande duro y caliente y él se sentó, lo masturbe un poco y volvi a mover mi lengua por su glande, su respiración se agitó, volví a bajar mi mano por su tronco y lo metí todo en mi boca. Yo estaba quieto y él se movia desesperadamente para que su pene entrara y saliera de mi boca, como si estuviera follando, me encantaba oírlo decir cuanto adoraba mi lengua sobre su miembro, el duro y miembro que movía en mí. Hice que se detuviera para que pudiera quitarme el boxer que recien habia estrenado y ya tan pronto deseché, mi hombría salió y Jecar quedó mirandola, atontado, no es que mi verga sea mas grande que la de él, pero mi erección era, por asi decirlo, mas notoria. 



Me paré y él tambien lo hizo, nos abrazamos y besamos durante unos segundos, los segundos mas cortos de mi vida, luego se agachó y tomó con sus manos mi pene y se lo metió todo en la boca, solo atinaba a gemir y arquear la espalda de placer, su lengua fria en comparación a mi glande giraba y describía circulos alrededor de el, sentía como mi ano se dilataba, luego de casi cinco minutos asi, sentía que me iba a correr (eyacular) y le dije que lo sacara de su boca, porque no se si hay riesgos al tragar semen, pero no me queria arriesgar, de todas maneras el no me hizo caso por lo que debí sacarlo yo de esa boca que me encanta. No quería que acabaramos tan rapido asi que ni siquiera toqué mi verga, y toda mi leche bajó. Quería probar otra cosa asi que le dije.



– Oye, esperame aquí. Iré a traer crema de cuerpo – Fui a la habitacion de mi hermana, que pasa vacia, y saque su crema de cuerpo –



Cuando regresé Jecar estaba sentado en la silla del computador jugando con sus bolas.



– ¿No querrás decir que … perderemos la virginidad tambien por detrás? – Dijo con los ojos resplandecientes –



– No si tu no quieres – Repliqué –



Pero él se bajó de la silla y se acostó en la cama, sujetandose las piernas para que estuvieran abiertas y su ano quedó en el borde de la misma. No dudé si quiera un segundo y me dirigí hacie el. Me arrodillé frente a su agujero y lo lamí, pasé mi lengua por todo su culo y él me susurraba que quería otra cosa en su culo. Tomé la crema y me puse un poco en los dedos y muy suavemente metí uno y luego dos, haciendo moviemientos circulares y de mete-saca. Luego me paré y unté mi falo de crema, hice que soltara sus piernas para que yo las tomara y puse mi duro e hinchado glande en su agujero, pensé unos segundos en lo que hacía y luego se lo clavé lo mas rapido que pude, el grito de Jecar fue sofocado por la almohada que se puso en la boca, le pregunté si estaba bien y me dijo que lo sacara lento y que le diera tambien lento. Hice lo que me pidió y luego se la volvi a meter, mi placer era mucho mayor al que sentí cuando me la chupaba, era gloria lo que vivia ahora. Luego de un rato volví a sacar mi verga y la unte con mas crema, lo mismo hice con mi amigo y comencé otra vez, pero ahora mucho mas lento, metía y sacaba acompasando mi respiracion a sus gemidos, estaba follando el culo que siempre quise tener, ahora era mio y le gustaba lo que le hacía, me calentaba aun mas. Estuvimos asi alrededor de diez minutos y ahí fue cuando comencé a sentir que me venía, Jecar ya se habia corrido y ahora se estaba pajeando para derramar su leche sobre su abdomen una vez mas. Subí la velocidad de mis embestidas y por primera vez escuché el sonido de cuando mis bolas chocan contra sus nalgas, el sonido mas maravilloso que jamas había escuchado, era todo una perfecta sinfonía donde nuestros gemidos, respiracion, mis azotes contra él y las palabras dulces compònían los instrumentos musicales.



Luego de algunos minutos subiendo el ritmo del mete-saca comencé a sentir que estaba llegando al clímax, a la cuspide del placer.



-Jecar, voy a eyacular -Dije sin detener lo que hacía- Me falta poco.



-Correte dentro de mi -Me dijo sonriendo, y él se volvió a correr –



Comencé a claverle mi pene desenfrenadamente, él me gemía y me decía que jamas le había gustado tanto algo como le gustaban mis enculadas (Viendo mucho porno se aprende algo). Sentía mi semen subiendo por el tronco y esperando el momento justo para llenarle el ano de mi, pero quería prolongar esto así que me resistí,aunque no duré mucho y me vine en él, algo que jamás soñé. Cansado y glorioso traté de sacar mi pene, pero mi amigo no me dejó, se levantó de la cama y quedó sentado conmigo aun dentro de él, nos besamos unos segundos muy dulcemente y le guié hasta el baño para poder lavarnos y sacarle toda mi leche de su agujero, me impresioné al ver todo el semen que tenía, nunca había visto que yo podía eyacular tanto semen. Nos bañamos los dos juntos, besandonos y tocandonos hasta que estuvimos limpios, luego nos pusimos ropa y usamos el computador.



Así avanzó la hora y tuvo que irse.



– Oye, -Dije angustiado por lo que pasó- Se que no eres gay y quizáz estuvo mal lo que te hice, aunque jamas en mi vida había sentido nada parecido. De ti solo quiero amistad, no quiero que tengamos una relación de novios ni nada por el estilo y creeme que comprenderé si no quieres verme. 



-Yo tampoco quiero nada mas que tu amistad -Me respondió sonriente- Pero eso no significa que no podamos hacer estas cosas, tienes razón al decir que no soy gay, porque no lo soy. Pero tampoco soy heteresoxual. Nos vemos mañana.



Salió por la puerta y me quedó atontado con su respuesta, él no quería ser mi novio y yo tampoco de él, pero quería que siguieramos teniendo sexo como el de hoy, no podía pedir mas. Tendría sexo casi a diario!

Deja una respuesta


Iniciar sesión en su cuenta Crear una nueva cuenta

 
×
 
×
OLVIDÓ SUS DETALLES?
×

Subir.

THE PIEMEL – ENCICLOPEDIA DEL MIEMBRO MASCULINOLo que nadie te ha contado sobre miembro masculino